contacto consultas medicas

diagnostico online

prensa

Cirugía

A los pacientes que gozan de buena salud, por lo general se les ofrece un tratamiento con cirugía para cáncer de la próstata. Se practican los siguientes tipos de intervenciones quirúrgicas:



Linfadenectomía pélvica

Procedimiento quirúrgico en la cual se extraen los ganglios linfáticos de la pelvis. El patólogo examina una muestra de tejido al microscopio en búsqueda de células cancerosas. Si los nódulos contienen cáncer, el doctor no extirpa la próstata y puede recomendar otro tratamiento.


Prostatectomía radical

Procedimiento quirúrgico que se utiliza para extirpar la próstata, el tejido circundante y las vesículas seminales. Existen distintos tipos de prostatectomía radical:



Prostatectomía retropúbica

Procedimiento quirúrgico para extirpar la próstata a través de un corte (incisión) en la pared abdominal. Dado que la prostatectomía radical es una intervención quirúrgica radical, es posible que los pacientes necesiten recibir transfusiones de sangre. Los pacientes de prostatectomía radical suelen permanecer ingresados en el hospital de 2 a 4 días. EL catéter de la vejiga permanece colocado entre dos y tres  semanas y la recuperación total puede llevar hasta 12 semanas.


Complicaciones habituales de la cirugía prostática a cielo abierto


Las complicaciones más frecuentes cuando un paciente se somete a una cirugía de próstata convencional son: la impotencia sexual, la incontinencia de orina, el sangrado y el post-operatorio. El 51% de los pacientes que se someten a una cirugía abierta tienen erecciones que le permiten el coito y solamente el 26% refieren que sus erecciones son normales. Adicionalmente el 17% de los pacientes tratados con cirugía abierta tienen erecciones normales sin ningún tipo de medicación de estímulo. 
El efecto adverso más significativo a largo plazo de la cirugía convencional es la incontinencia de orina. Esta condición es definida como la completa incapacidad de controlar el flujo urinario o la capacidad parcial de contener el chorro urinario caracterizado habitualmente por perdida de orina al toser o hacer esfuerzos que requiere el uso de paños protectores. La incidencia de incontinencia total después de una cirugía convencional es baja en pacientes menores de 70 años, oscilando entre el 31% y el 8%.


Por otro lado la pérdida de sangre durante la operación es 910 mililitros con la cirugía abierta y en el 67% de los pacientes se han requerido transfusiones de sangre. La internación dura 3 a 5 días, y los pacientes deben tener el catéter en la uretra durante 15 días.



Prostatectomía perineal

Procedimiento quirúrgico mediante el cual se extirpa la próstata a través de una incisión (corte) practicada en el perineo (área entre el escroto y el ano). Los ganglios linfáticos también podrían extirparse a través de otra incisión en el abdomen.



Prostatectomia Radical Laparoscópica

Esta técnica se realiza a través de 5 pequeñas incisiones en el abdomen, contrasta con la técnica abierta en la que es necesaria una incisión en la línea media de la parte baja del abdomen.


El procedimiento

La prostatectomía radical laparoscópica es un tratamiento aceptado y establecido para el cáncer de próstata localizado. Este procedimiento requiere la participación de un equipo de cirujanos, anestesiólogos, enfermeras y técnicos entrenados y capacitados para la realización de intervenciones laparoscópicas.
La prostatectomía radical laparoscópica se realiza de acuerdo a los principios de la cirugía abierta pero sin que la mano del cirujano entre al abdomen. Las lentes del laparoscopio, conectado a la cámara proyectan al monitor una excelente imagen ampliando los detalles de la próstata y de las estructuras vecinas permitiendo así una disección más precisa.


Una vez que la próstata es liberada de la vejiga, el recto y la uretra. Se coloca en una pequeña bolsa de plástico y es extraída por uno de los orificios creados para realizar la intervención. La vejiga se “une” nuevamente a la uretra para restaurar la continuidad del tracto urinario mediante la utilización de técnicas laparoscópicas dentro del cuerpo.


Se coloca una sonda a través del conducto de la orina (uretra) para vaciar la vejiga y permitir la correcta cicatrización de la conexión uretra-vejiga. Además, un pequeño tubo de drenaje es colocado a través de una de las incisiones.


La duración de la cirugía es aproximadamente de 2 a 4 horas, pero puede variar de acuerdo a las características de cada paciente, como el tamaño de la próstata, la forma de la pelvis, el peso del paciente o cirugías previas en el abdomen o la pelvis.


El tiempo de estancia hospitalaria es aproximadamente de 3 a 5 días, es necesario llevar una sonda para orinar durante 10 a 21 días, antes de retirar esta sonda se requiere la realización de una prueba radiológica (cistografía de relleno) para asegurarse de que la unión uretra-vejiga ha cicatrizado correctamente.


El resultado del análisis de la próstata tarda aproximadamente de 6 a 10 días.
Un análisis de PSA se determinará al mes y a los 3 meses siguientes a la cirugía.


Posibles Riesgos y Complicaciones

Aunque la prostatectomía radical laparoscópica ha demostrado ser segura, sin embargo, como en cualquier procedimiento quirúrgico, existen algunos riesgos y posibles complicaciones:


Sangrado: Aunque la pérdida de sangre durante el procedimiento es relativamente escasa comparada con la cirugía abierta, es posible que sea necesaria la transfusión de sangre.



Prostatectomía Robótica con Sistema Da Vinci

sistema da vinci

Da Vinci es un sistema de robótica que trata el cáncer de próstata y fue patentado por el IntuitiveSurgical que es la compañía líder en el campo de la cirugía digital robótica. 
Este sistema fue aprobado por la FDA en Julio de 2000 para realizar técnicas quirúrgicas avanzadas que permiten cortar y suturar con claras ventajas sobre la cirugía convencional.

Con su sistema Da Vinci ha instalado más de 200 equipos en Estados Unidos, Europa, Asia y Latinoamérica incluyendo Argentina.



Funcionamiento del Da Vinci

Para realizar una cirugía con Da Vinci, el médico hace una incisión de un centímetro en la piel del paciente para realizar la operación.


El Da Vinci tiene cuatro componentes: la consola del cirujano, el sistema de brazos articulados en el campo del paciente, los instrumentos Endowrist y el sistema de visión con alta resolución en 3 dimensiones del endoscopio con su procesador de imágenes. El cirujano en su consola ubicada a varios metros de la mesa de operaciones donde se encuentra el paciente tiene su cabeza observando el campo quirúrgico magnificado en tres dimensiones observando en tiempo real el movimiento de los instrumentos que él dirige con sus dedos.


sistema davinci

El sistema de brazos articulados contacta directamente con el paciente y consiste en tres brazos con instrumentos y un brazo con el endoscopio. Este sistema es controlado por el cirujano desde la consola observando los movimientos que él dirige. Los instrumentos Endowrist le permiten a los brazos del robot maniobrar de manera que simula los finos movimientos humanos a través de instrumentos miniaturizados.

 

Cada instrumento tiene su propia función desde suturar tejidos a cerrar vasos sanguíneos y permiten ser intercambiados de un brazo al otro de manera rápida a través de un sistema computarizado. El robot memoriza la posición del brazo de manera que al reemplazar el instrumento el nuevo elemento continúa actuando desde la misma posición que el primero.

 

Los movimientos grandes de la mano del cirujano se traducen en pequeños movimientos del instrumento del robot. El dióxido de carbono es insuflado dentro de la cavidad del cuerpo para crear más espacio para las maniobras del robot. Este sistema provee miles de imágenes por segundo de la posición del instrumento y filtra cada imagen a través de un procesador de video que elimina imágenes que generen distorsiones.

El endoscopio es programado para regular la temperatura de su extremo evitando así una visión nublada durante la operación. De acuerdo al IntuitiveSurgical solamente 80.000 de los 230.000 nuevos casos de cáncer de próstata en USA utilizaron la cirugía convencional por el riesgo alto, implicando que más pacientes recurren a esta tecnología evolucionada. Durante los últimos años, Urólogos del Centro Henry Ford de Detroit liderados por el Dr. Mani Menon han estado estudiando los méritos y el valor de la cirugía robótica aplicada en la extirpación total de la próstata y comparándola con los méritos y el valor de la cirugía de próstata tradicional.


Ventajas del Da Vinci

La cirugía es mínimamente invasiva. Reduce la probabilidad de infección casi 0, cuando en una cirugía convencional va del 2 a 3%. La pérdida de sangre es mínima. Hablamos de 150 mililitros frente a 910 de una cirugía convencional.
Produce menor dolor y rápida recuperación. No se requieren trasfusiones de sangre.

La capacidad de rotación en círculos completos de 360 grados ofrece considerables opciones de movimiento rotación y articulación. La tecnología Intuitive también tiene la capacidad de filtrar los temblores de la mano del cirujano. El brazo de la cámara provee imágenes magnificadas en tres dimensiones.

La estadía en el hospital se reduce a 1 o 2 días, menos de la mitad del tiempo habitual de la cirugía convencional, lo que significa un ahorro del 33% en los costos hospitalarios.

El 93% vuelve a su casa dentro de las 24 horas postoperatorias. El catéter se retira a los 7 días de la operación, menos de la mitad de tiempo que con una cirugía convencional. Después de operado el 97% de los pacientes que no presentan trastornos en la erección antes de operarse, presenta erecciones con una rigidez que permite la penetración y en el 85% refieren que sus erecciones son normales después de operarse.


Otras aplicaciones del Da Vinci

Este sistema está aprobado por FDA para realizar múltiples procedimientos quirúrgicos además de la prostatectomía radical que es la técnica más utilizada por esta tecnología: by-pass coronarios con el corazón latiendo sin la utilización de circulación extracorpórea, reparo de válvula mitral, corrección del defecto de cierre interauricular, cirugía toracoscópica, cirugías ginecológicas, corrección quirúrgica de hernias del hiato esofágico y colecistectomías.

cirugiadeprostata.com | (54 11) 4828-0089 | (54 11) 4821-9779 | info@cirugiadeprostata.com